El diseño del contenido desafiante

por Crystal Reid and Jason Reynolds el 02 de septiembre de 2015

¡Hola, aguerridos héroes y aventureros de Tyria! Nuestro equipo interno ha estado muy ilusionando estos últimos meses, y ahora nos complace poder deciros esto:

¡Preparaos, se acercan las incursiones!

Nuestro objetivo al introducir las incursiones con el lanzamiento de Guild Wars 2: Heart of Thorns™ es ofreceros el contenido desafiante para grupos que nos habéis estado pidiendo. Queremos crear experiencias épicas para que las superéis junto a vuestros amigos y, una vez que hayáis derrotado a vuestros enemigos, recompensaros para que podáis presumir de vuestras habilidades ante el resto de Tyria.

Gorseval-1

Preparación

Todas las incursiones empiezan con un grupo de diez jugadores de ideas afines. Pensamos que esa cantidad va bien con la mecánica de combate principal de Guild Wars 2 y no se pierde la emoción que produce coordinaros con vuestros aliados. Ese número de jugadores es ideal, ya que hace que el encuentro sea desafiante y, al mismo tiempo, no es tan grande como para que completar el cupo para un asalto en una noche cualquiera resulte estresante.

Cuando compréis Guild Wars 2: Heart of Thorns y encontréis a un grupo de jugadores de nivel 80 preparados, acceder a la primera ala de la incursión será tan sencillo como entrar a una instancia. Eso es todo. No habrá ajustes ni mejoras de armadura repetitivas que se interpongan en vuestro camino. El verdadero desafío de las incursiones de Guild Wars 2 no debe ser lograr entrar en ellos, sino superar los encuentros.

Una vez que entréis en la incursión, se os presentará una variedad de desafíos. Una de las características más populares de Guild Wars 2 es nuestro sistema de eventos, así que veréis bastantes encuentros basados en este sistema: resistencias, asaltos, capturas, defensas y mucho más. Estos encuentros de evento están diseñados para poner a prueba a vuestro grupo como nunca antes se había hecho en PvE. Pero dichos encuentros de evento son solo una parte, ya que toda incursión necesita jefes.

Os enfrentaréis a jefazos colosales y épicos. Los jefes contarán con fases y mecánicas muy diferentes que aumentarán la dificultad tanto del propio encuentro como de vuestro progreso por las alas de incursiones. Sus habilidades pueden cambiar o evolucionar en el curso del encuentro; probablemente, pidan refuerzos y, con toda seguridad, se enfurecerán si tardáis mucho en matarlos.

Pylon-Boss

Roles

Los encuentros de las incursiones funcionan de manera un poco diferente al resto de tipos de contenido en instancias de Guild Wars 2. La parte principal de cada encuentro es un desafío que queremos que vosotros y vuestro grupo resolváis. Estas pruebas, por llamarlas de alguna manera, exigen centrarse en la coordinación y la comunicación del equipo, además de en los roles basados en el perfil y en el juego.

Los roles basados en el perfil consisten en lo que hacéis con vuestro personaje. Cosas como qué armas, habilidades de apoyo, rasgos e incluso armadura elegís para ir a luchar. Algunos encuentros os llevarán a probar diferentes armas que casi no usáis, algunos os desafiarán a seleccionar rasgos que nunca habíais considerado equipar y otros puede que incluso requieran que un miembro de vuestro grupo desempolve su equipo con más dureza para aumentar su resistencia y hacer de tanque para recibir golpes fuertes y proteger a los jugadores con perfiles basados en condiciones que se queden en la retaguardia. Esto es un solo un ejemplo de los tipos de roles basados en el perfil que queremos que se conviertan en una parte esencial del combate dinámico de Guild Wars 2.

Los roles basados en el juego son algo a lo que cada jugador se enfrenta de manera individual. Todo depende de la ejecución. Algunos encuentros requerirán que todo el grupo de incursión realice una tarea específica para ganar. Puede ser algo como planear hasta la plataforma del jefe y usar una corriente ascendente para evitar un ataque devastador. Otros encuentros ofrecerán tareas que dependerán de la pericia de unos pocos jugadores selectos. Podría ser una criatura específica que hay que alejar del resto del grupo, ya que si no, explotaría infligiendo un daño enorme.

¿Y si no conseguís desempeñar estos roles? Entonces lo pasaréis mal. Pero no os preocupéis, ya que os hemos dejado un yunque para vuestras reparaciones en la entrada. Ya sabéis, para sentaos a llorar.

Combate dinámico

Nuestro sistema de combate dinámico se encuentra en el corazón de Guild Wars 2 y en las incursiones. Para rendir bien en las incursiones hará falta que todos los miembros del grupo jueguen a un nivel muy alto. Tácticas como manipular los campos de combo, maximizar adecuadamente el daño y mitigar el daño para vuestra profesión serán vitales para alcanzar la victoria. ¡Las habilidades que hayáis ido perfeccionando a medida que jugabais a Guild Wars 2 van a ser más importantes que nunca!

Glide-to-Log

Dominios

Con el lanzamiento de Guild Wars 2: Heart of Thorns, el sistema de dominios ofrecerá una nueva manera de avanzar con vuestro personaje. El avance en las rutas de dominios se va a convertir en una parte clave para superar encuentros. Por ejemplo, en la primera actualización, tendréis que explorar el espacio aéreo planeando y aprender unas cuantas maneras de interaccionar con los champiñones. Además de las rutas de dominios disponibles tras el lanzamiento de la expansión, tras cada actualización de las incursiones se podrán conseguir dominios nuevos específicos para incursiones.

Los dominios específicos para incursiones servirán para un par de cosas, pero, sobre todo, permitirán a los diseñadores crear la sensación de que estáis avanzando en el contenido de las incursiones. Si un jugador novato en las incursiones se une a tu escuadrón, la gran mayoría de las veces podrá ser de ayuda en los encuentros. Dicho eso, hay un número de rasgos de dominios vinculados a varios aspectos de los encuentros de las incursiones. Por ejemplo, si vuestro escuadrón se encuentra luchando contra el último jefe de un ala y nadie tiene desbloqueado un dominio específico que se indica claramente, probablemente fracasaréis estrepitosamente.
Como los dominios en las incursiones son muy útiles, queremos que tengáis tiempo para mejorar a vuestro personaje. También queremos que disfrutéis jugando en la expansión sin el agobio de tener que subir al máximo cada dominio para prepararos para las incursiones. Por ese motivo, activaremos la primera ala de nuestra primera incursión poco después del lanzamiento de Guild Wars 2: Heart of Thorns.

Recompensas

Bueno, ¿y qué obtendréis en todo esto, además de un montón de diversión? ¡Recompensas, claro! Creemos que las recompensas de las incursiones tienen que ser tan épicas que puedan llegar a ser legendarias. Más adelante, realizaremos una publicación del blog sobre las recompensas de las incursiones, pero, mientras tanto, os adelantamos lo básico.

En primer lugar, podéis ganar recompensas únicas una vez por semana en las incursiones, pero podéis jugar de nuevo tantas veces como queráis para ayudar a vuestros amigos a ganar recompensas o para perfeccionar vuestras estrategias. Los encuentros en las incursiones incluirán un montón de objetos nuevos que no encontraréis en ninguna otra parte del juego, desde miniaturas hasta títulos geniales, pasando por diseños de armas. Luego podréis lucirlos con orgullo en el mundo abierto y presumir de vuestras habilidades y hazañas. ¿Tenéis una sala de clan? ¡Estupendo! Podréis obtener un trofeo de alguno de nuestros jefes y usarlo como decoración para alardear del desafío que habéis superado.

En segundo lugar, en las incursiones encontraréis el primer conjunto de armadura legendaria hasta la fecha. ¡No se trata de un conjunto de armadura cualquiera! Al igual que con las armas legendarias, podréis cambiar las estadísticas que da la armadura. Cuando entráis en combate, la armadura cobra vida y se revuelve a tu alrededor convirtiéndoos en el dechado de vuestras hazañas heroicas. Solo los héroes más aguerridos podrán recoger y fabricar vestimentas legendarias.

Gracias por leernos. ¡Esperamos que estéis tan ilusionados como nosotros!